Miniatura de un documento titulado «Guía: Recupera reputación y posicionamiento en la bandeja de entrada», que muestra una imagen de dos cestas de alambre para clasificar correo en papel. Una de las cestas lleva la etiqueta «inbox» (bandeja de entrada) y está llena hasta de papeles y sobres, mientras que la otra lleva la etiqueta de «spam» y está vacía. Ambas se encuentran sobre un fondo neutro.

Recupera reputación y posicionamiento en la bandeja de entrada

El objetivo de todo buen profesional de marketing es mantener contentas a las audiencias con emails cuidadosamente redactados, altamente personalizados y perfectamente oportunos.

¿Pero qué ocurre si tus mensajes perfectamente elaborados ni siquiera llegan a la bandeja de entrada principal de tu audiencia?. Abordar el posicionamiento en la bandeja de entrada puede resultar desconcertantemente complicado, en parte porque algunos profesionales de marketing tienden a centrarse solo en las tasas de entregabilidad. Sin embargo, unas buenas tasas de entregabilidad no siempre implican un exitoso posicionamiento en la bandeja de entrada.

Como remitente, tienes que ganarte de forma proactiva un lugar en la bandeja de entrada de tus audiencias siguiendo las mejores prácticas de entregabilidad. 

¿Quieres saber más sobre cómo hacer que tus emails lleguen a las bandejas de entrada principales? Descarga esta guía gratuita para descubrir cómo:

  • Proteger tu marca
  • Limpiar tu lista
  • Proteger tu proceso de suscripción
  • Implicar a tus contactos

 

Guías

Mira nuestra plataforma
EN ACCIÓN

Solicita tu demo