Nos lavamos las manos. Evitamos las grandes reuniones. Para los que tenemos la suerte de poder teletrabajar, pedimos a nuestros equipos que se queden en casa mientras siguen apoyando y dirigiendo nuestras empresas lo mejor posible. ¿Pero de qué otra manera estamos contribuyendo en un momento en el que más se nos necesita?

Desde que empezaron los cierres obligatorios en marzo, muchos han dado un paso adelante para apoyar las necesidades de algunos de nuestros grupos de la población más vulnerables.

Algunas empresas de tecnología como LinkedIn y Zoom han abierto parte de su plataforma de forma gratuita a estudiantes y escuelas para fomentar el aprendizaje virtual. El banco de inversiones Morgan Stanley se ha comprometido a aportar 10 millones de dólares como apoyo a  las actividades en respuesta al COVID-19.

Famosos músicos como Chris Martin de Coldplay, John Legend y Bono han ofrecido conciertos virtuales gratuitos a través de los medios sociales, animando a la gente a practicar el distanciamiento social y a recaudar fondos para diversas organizaciones benéficas.

Sin embargo, hay otras maneras de colaborar, y no se limita a los que prometen o recaudan millones de dólares para organizaciones sin fines de lucro, o a la gente con muchos seguidores en los medios sociales. La oportunidad de tener un impacto en estos tiempos difíciles está mucho más cerca de casa y de nuestras propias comunidades locales. Describimos a continuación varias maneras de ayudar sin salir de casa:

Apoyo a las pequeñas empresas

A pesar de los paquetes de estímulo y las ayudas del gobierno, las pequeñas empresas han sufrido la crisis financiera causada por las restricciones del coronavirus. En el mejor de los casos, muchas han reducido sus horas o han cerrado sus puertas temporalmente. Para algunos, la capacidad de reabrir cuando todo esto haya quedado atrás es incierta. Por eso las pequeñas acciones que hacemos hoy, podrían ayudar a nuestro bar o restaurante favorito a mantenerse en pie, como por ejemplo comprar tarjetas de regalo, pedir comida para llevar, participar en los actividades locales de recaudación de fondos.  

Llevando esto un paso más allá, las plataformas sociales como MicroMentor, han reunido un recurso específicamente para los propietarios de pequeñas empresas afectadas por la pandemia del coronavirus. Existen oportunidades de voluntariado para líderes empresariales que tengan experiencia en guiar a las empresas durante un período de pérdida de ingresos para asesorar a las empresas durante esta recesión económica. Dado que las pequeñas y medianas empresas representan entre la mitad y dos tercios de los puestos de trabajo en todo el mundo, ayudar a estas empresas a navegar en estos tiempos difíciles tiene cada vez más impacto hoy en día.

Programas de educación y tutoría online

Muchos de los que tenemos la tarea de educar a nuestros hijos en casa mientras teletrabajamos, pasamos por alto el hecho de que esto en sí mismo es un privilegio. Muchos médicos y profesionales de la salud no tienen la oportunidad de enseñar o dar clases particulares a sus hijos en casa.

Si dispones de tiempo, hay una multitud de oportunidades de voluntariado virtual, incluso por tan sólo 30 minutos a la semana, para ayudar a las comunidades y los estudiantes con pocos recursos. Organizaciones sin ánimo de lucro como Upchieve.org, o TutorMate tienen una plataforma para conectar a estos voluntarios adultos con los estudiantes jóvenes para mantenerlos conectados, incluso en estos tiempos difíciles. Definitivamente las últimas semanas en casa me han enseñado algo, y es la importancia que mis hijos estén aprendiendo constantemente.

Apoyo personalizado y asesoramiento

Todos reaccionamos de formas diferente a las situaciones estresantes. Se estima que 264 millones de personas en todo el mundo tienen un trastorno de ansiedad, y sólo en el último año, más del 19% de los adultos de EE.UU. han experimentado alguna forma de ansiedad. La incertidumbre de que una enfermedad desconocida se lleve la vida de tantas personas puede ser abrumadora y puede tener un gran impacto emocional, y la situación empeora si se está confinado en casa.

Aprender a lidiar con el estrés puede fortalecer nuestra comunidad

Crisis Text Line ofrece una línea de mensajes gratuita 24/7 para personas en apuros. El servicio lo llevan asesores de crisis voluntarios que, como muchos de nosotros hoy en día, trabajan de manera remota, en cualquier lugar con un ordenador y una conexión segura a Internet. A veces sólo hace falta escuchar activamente para resolver problemas. El servicio está disponible actualmente en los Estados Unidos, Canadá, Irlanda y el Reino Unido, y siempre están buscando voluntarios.

A pesar de la incertidumbre que todos enfrentamos en plena crisis del COVID-19, lo que muchos hemos ganado y que a menudo descuidamos, es el regalo del tiempo. Ahora depende de nosotros usarlo lo mejor que podamos y ayudarnos mutuamente para superar estos tiempos difíciles.

 

Una nueva realidad para todos: estrategias de engagement durante una crisis

En un mundo afectado por el coronavirus, incluso los mejores planes de marketing están a prueba, pero las marcas que reajusten sus estrategias rápidamente podrán avanzar.

Leer más +

Mira nuestra plataforma
EN ACCIÓN

Solicita tu demo