Adaptarse o morir. Las empresas deben dar una respuesta y hacerlo rápidamente si quieren sobrevivir en esta era de darwinismo digital. Una oleada de tecnologías revolucionarias está llegando al mercado a una velocidad cada vez mayor, lo que está afectando considerablemente a la forma en que nos comunicamos, consumimos e informamos. Smartphones, wearables y el internet de las cosas, el número de dispositivos conectados constantemente a internet es cada vez mayor y se estima que actualmente hay en torno a 14.000 millones de aparatos en todo el mundo. Para los responsables de marketing esta dinámica es, al mismo tiempo, fantástica e intimidante, ya que a medida que el número de dispositivos se dispara, la cantidad de puntos de contacto entre empresas y consumidores crece a un ritmo exponencial. 

digitam transformation iot

Todo se está acelerando y la transformación digital es un término que está de moda. Sin embargo, que esto no os lleve a confusión, el concepto no hace referencia a un proceso a corto plazo dentro de un periodo previsible y el cual se adapta con facilidad a los presupuestos y planificaciones; no funciona así, la transformación digital es un proceso continuo y sostenible, que va a requerir una adaptación continua a lo largo de los próximos años e incluso décadas. Se está produciendo un cambio de paradigma y, por eso, los profesionales del marketing tienen que cambiar su mentalidad para estar al día en estos tiempos tan cambiantes.

El reloj hace tictac y las empresas tienen que enfrentarse a los retos que las tecnologías digitales les están planteando en este momento. Los retos afectan tanto a las estructuras internas de las compañías como a las diferentes sociedades y estilos de vida. Por ese motivo, es necesario que las empresas estén preparadas para las nuevas tecnologías y los cambios en el comportamiento de los consumidores, así como desarrollar respuestas estratégicas con visión de futuro y a largo plazo en todos los niveles.

digital transformation revolution

En otras palabras, la revolución digital requiere una evolución digital en las empresas y como suele suceder con la evolución, aquellos que no puedan adaptarse a una realidad cambiante, quizá tengan que enfrentarse en breve a la extinción. Sin embargo, los que respondan de forma rápida, flexible e innovadora se encontrarán frente a un nuevo mundo lleno de oportunidades. En estos momentos, hay sectores enteros que se han visto totalmente afectados por actores revolucionarios como Airbnb, Spotify o Uber. Todos estos nuevos protagonistas cuentan con un factor en común, una mentalidad digital. Sin vacilación alguna han sacado partido a las oportunidades, han reconocido las nuevas necesidades y demandas del mercado y de los consumidores para posteriormente crear plataformas que ofrecen servicios ideales para una sociedad que cambia a diario.

En este proceso, los siguientes tres criterios están emergiendo como los requisitos previos necesarios para dominar la transformación digital:

  • Aceptar la nueva realidad digital, lo que suele implicar un cambio en la mentalidad de los responsables de la toma de decisiones
  • Estar dispuesto a realizar inversiones y asumir riesgos
  • Implementar el marco tecnológico adecuado

 

Surfear o morir: Navegando a través de la gigantesca ola digital

digital transformation icon

Cuando llega la hora de montarse en la ola del cambio digital, a largo plazo se demuestra que dudar es negativo y mucho más peligroso que las posibles meteduras de pata en el entorno digital. De hecho, si realizamos un análisis objetivo, las oportunidades de la transformación digital superan considerablemente a los riesgos. El combustible que sostiene la nueva economía (los datos digitales) ofrece un enorme potencial en materia de marketing que en estos momentos, apenas se comprende y se aprovecha muy poco. El uso del Big Data, acompañado de las tecnologías de análisis para sacar partido a los perfiles de clientes basados en datos para el desarrollo de campañas de marketing, sigue en pañales.

Sin embargo, mientras hablamos, más y más sectores están demostrando el enorme potencial asociado al uso de grandes cantidades de datos; en el sector sanitario, se está utilizando el Big Data para la detección temprana de células cancerígenas, en el sector financiero, ayuda a optimizar el control del riesgo y en el sector de la manufacturación, los datos permiten la optimización de procesos. Por último, el marketing ha abierto las puertas a un nuevo nivel de engagement personalizado con el cliente.

 

Conclusión: La transformación digital es real y ha llegado para quedarse

digital transformation icon

Independientemente de cuál sea tu opinión o posición al respecto, la transformación digital se ha convertido en una realidad digital desde hace mucho tiempo. De hecho, está avanzando a un ritmo muy rápido, independientemente de que las empresas decidan sentarse en el asiento del conductor y asumir el control u optar por el del pasajero y dejar a otros la tarea de llevar el volante, al final, solo quedan dos opciones: asumir la transformación digital, con todas las oportunidades y riesgos que conlleva, o quedarse sentado mirado al mercado y a los consumidores esperando a que todo pase.

Sin embargo, no olvides que, como ya hemos comentado, la transformación digital ha llegado para quedarse y este es solo el principio. En las siguientes publicaciones del blog, vamos a hablar sobre este proceso desde tres ángulos relacionados con el marketing: los consumidores y sus hábitos de compra y comunicación (los consumidores conectados), los actores del sector y las empresas (darwinismo digital) y la nueva oleada de tecnologías que están ayudando a las empresas a conectar con sus consumidores (automatización del marketing). De esta forma, podremos realizar un seguimiento de la transformación digital y sacarle el máximo partido. Estamos deseando poder presentarte el siguiente artículo de esta serie: "El consumidor conectado: Estrategias de marketing para consumidores en red" ¡No te lo pierdas!

 

Mira nuestra plataforma
EN ACCIÓN

Solicita tu demo