Todos sabemos que, a veces, el amor puede ser muy complicado y mantener una relación no es fácil. De hecho, conseguir que tu pareja sea feliz requiere esfuerzo y, a veces, es necesario adaptarse para que una relación funcione. De la misma manera las empresas tienen que cambiar al mismo ritmo que sus consumidores, adaptarse a sus tecnologías y mejorar la experiencia general de los clientes si quieren tener una buena relación con ellos.

Todos somos conscientes de cómo han ido cambiando las relaciones de pareja a lo largo de los años y en la actualidad, la gente pasa más tiempo en el mundo online que en el offline. La tecnología actual ayuda a las personas a encontrar el amor, las redes sociales, las páginas web para buscar pareja o las aplicaciones como Tinder son los nuevos métodos para conocer gente y ligar. Pero muchas relaciones no duran, divorciarse o cambiar de pareja hace tiempo que se ha convertido en algo habitual, uno siempre puede encontrar algo mejor. Por lo tanto, ¿por qué no buscar si no se es completamente feliz?

 

Consejos dirigidos a empresas para tener citas

Las relaciones felices, tanto las de pareja como las que se establecen con los consumidores, comienzan por captar la atención de alguien. Primero, se intenta interesar a una persona después, se hace todo lo posible por gustarle y posteriormente, se la conoce a fondo.

Por último, se intenta satisfacer sus necesidades, darle lo que quiere y hacerla feliz. El objetivo es que esa persona esté a tu lado para siempre. En el caso de las relaciones de pareja, todos sabemos como pero en el caso de las relaciones a largo plazo con los clientes el proceso es el mismo. Lo único que cambian son los métodos.

 

Las empresas deberían empezar a pensar en el amor

Cuando empieza una relación, la idea es hablar con esa persona, saber escucharla y ser encantador. Aprendemos cuál es la mejor forma de comunicarse con ella y, cuanto más se la conoce, más profundas se vuelven las conversaciones, o al menos, ese debería ser el objetivo.

Los marketers deberían estar haciendo lo mismo con sus clientes.

El único problema es que esta estrategia no es escalable. Como profesional del marketing, no puedes sentarte con cada uno de tus clientes para disfrutar de una cena romántica a la luz de la luna y hablar con ellos toda la noche para conocerlos mejor, aunque estamos seguros de que apreciarían un gesto así. Por lo tanto, tendrás que encontrar otras formas de comunicarte con tu audiencia en los canales adecuados para hacerlo.

 

 

El futuro para las empresas: la seducción del público multicanal

¿Cuál es la forma más sencilla, rápida e inteligente de conocer a tu target? Usar la tecnología inteligente y la gran cantidad de datos que generan los consumidores hiperconectados actuales. La relación con ellos se puede mejorar de forma permanente usando la información sobre el comportamiento online con el fin de modificar el contenido en la red, recopilando datos de forma constante mientras te comunicas con la audiencia y usando esta información para conocer a fondo a tus consumidores e individualizar tus comunicaciones con ellos.

De forma similar a lo que sucede en la primera cita de una pareja, tendrás que poder ofrecer contenido interesante y relevante desde el principio. Una primera cita que va mal es la mejor forma de acabar con una relación. Los profesionales del marketing deben tener muy clara esta idea y ofrecer contenido interesante y relevante desde el principio en sus relaciones con los clientes. Si se recurre a mensajes emergentes irritantes y a ofertas irrelevantes, lo único que despertarás en los clientes es su desinterés.

 

La peor cita que alguien puede tener

Los marketers demasiado directos son personas que, en una primera cita, no dejan de hablar sobre lo increíbles que son. Prepotentes y egocéntricos, su único objetivo es convencer a la otra persona para que la noche termine en su casa, independientemente de lo que esta busque. Y cuando llega el final de una cita terrible como esta, no aceptan el fracaso y se dedican a enviar mensajes a la otra persona de forma incesante.

Este es un claro ejemplo de la peor cita que alguien puede tener.

Por otro lado, los marketers multicanal se desenvuelven como pez en el agua en las citas, ya que escuchan con atención e intentan ofrecer a su cita la experiencia perfecta. De hecho, no solo cubren las necesidades de sus clientes, sino que además quieren que se enamoren de sus marcas.

Son la persona ideal para tener una cita porque, además, siempre traen flores.

 

El verdadero amor

Nuestra recomendación para las empresas es que se centren en seducir al público multicanal. Aquellas personas que reciben ofertas individualizadas y contenido inspirador a través de su canal favorito comenzarán a desarrollar un sentimiento especial hacia tu marca. Trátalos como si fueran únicos y conseguirás que se sientan respetados y comprendidos. De esta forma, conseguirás su confianza y, llegado el momento, su amor.

En ese momento, habrás establecido una relación que podrá resistir las tentaciones que ofrece el frenético mundo digital. Será el momento en el que aflorarán sentimientos profundos que conseguirán que la idea de una vida juntos no parezca algo tan imposible.

En ese momento, habrás alcanzado el santo grial del marketing relacional: el valor de un cliente feliz contigo a lo largo de toda su vida. 

 

Mira nuestra plataforma
EN ACCIÓN

Solicita tu demo