Los tiempos en los que un intrépido oficial de correos recorría Rusia para entregar un mensaje al zar, como el valiente Miguel Strogoff de Verne, han quedado muy lejos. Si hubo algo que el visionario escritor francés no pudo anticipar fue el correo electrónico y lo que cambiaría nuestra sociedad gracias a conceptos como el email marketing.

La historia del correo electrónico empieza en el año 1971, justo así. El ingeniero Ray Tomlinson estaba trabajando en un proyecto para enviar mensajes entre ordenadores para el Departamento de Defensa. Servía para conectar usuarios en el sistema Arpanet. Primero fueron militares. Después, la propia dinastía real británica. ¿Cómo pudo ser?

La historia del correo: una revolución en las comunicaciones

Enviar mensajes escritos en tiempo real. Ese era el objetivo del ingeniero computacional Ray Tomlinson. En 1971 se harían las primeras pruebas, y en 1972 se implementaría uno de los cambios esenciales para la historia del correo electrónico: su colega Larry Roberts lograría que el usuario pudiera elegir destinatarios concretos y responder a sus mensajes.

Desde ese punto, el correo fue mejorando de forma exponencial hasta que, en 1976, la propia reina Isabel II de Inglaterra entra en la historia del correo enviando su primer mensaje. En 1989 la empresa Lotus Notes democratiza esta tecnología al publicar un software capaz de enviar mensajes de forma privada; vende 35.000 copias en un año.

A partir de ahí, damos un salto hasta 1996: Microsoft crea el programa Internet Mail 1.0. Los mensajes de este tipo se disparan. Literalmente, todo el mundo utiliza correos electrónicos. Nace así el email marketing, una poderosa estrategia de comunicación y ventas.

De la reina Isabel II a las campañas de email marketing

En 1978 ya hubo un precursor del email marketing llamado Gary Thuerk. Se le ocurrió la brillante idea de enviar una promoción de sus computadoras DEC a cuatrocientos usuarios de Arpanet. 13 millones de dólares de beneficios después, Gary decidió dedicarse a desarrollar estas comunicaciones.

No han sido pocas las empresas que siguieron sus pasos, buscando crear, consolidar y mejorar las relaciones comerciales con sus clientes a través de este tipo de campañas. Después de todo, desde 1996 el número de usuarios de correo personal se ha disparado. Y no ha dejado de crecer.

Usamos el correo para mucho más que enviar mensajes privados. Es la llave que abre la puerta a registrarse en páginas web, incluye recordatorios, chats y archivos personales, almacenamos allí documentos importantes y es, en definitiva, parte fundamental de la vida moderna. Y ese es su gran potencial.

El correo electrónico, estrella de las estrategias omnicanal

Desde 1998 los reguladores no han parado de luchar contra el spam y el robo de datos. Han sido precisamente esas regulaciones las que han vuelto al email marketing casi una ciencia exacta. Se puede contactar con cualquiera, porque todos tenemos correo. Los mensajes son personales, y las estrictas normativas contra el spam implican que su uso sea cuidadoso. El email, por tanto, una pieza clave para una marca que busca llevar a cabo una estrategia omnicanal de éxito. Un canal barato, accesible y bidireccional.

Un pasado brillante, y un futuro todavía más prometedor

Cuando Ray Tomlinson y Gary Thuerk mejoraron esta tecnología no eran conscientes del impacto de su acción. La historia del correo electrónico y del email marketing va ligada a sus ideas, al espíritu de comunicarse con la gente de forma personal, segmentada y ordenada, a la oportunidad de que los negocios incrementen sus ventas más allá de lo que sus propios creadores podían imaginar. Es una historia de grandeza y superación, de una industria con un pasado brillante, solo eclipsado por un futuro todavía más prometedor. ¿Quién querría perdérselo?

Recuerda: el correo es la llave que abre la puerta al cliente, a una parte de su vida. Las empresas quieren cruzarla y tratar con las personas de tú a tú.

Y esto es solo una parte del proceso, porque una vez que cruces esa puerta surgirán nuevos retos como ganarte la lealtad de tus clientes. Porque…  ¿Sabías que es 3 veces más probable que vendas a un cliente existente que a uno nuevo? Pero esto ya es otro tema del que hablaremos próximamente. No obstante, si eres de los que no subestimas el valor de los programas de fidelización y estás preparado para dar el siguiente paso échale un vistazo a nuestro ebook “Cómo promover la lealtad del cliente con emails personalizados post-compra” para    descubrir estrategias para entregar ofertas valiosas y relevantes a tus clientes y entregar correos electrónicos altamente personalizados posteriores a la compra.

Cómo promover la lealtad del cliente con emails personalizados post-compra

Muchos profesionales de marketing enfocarán sus esfuerzos en lograr que un cliente realice la primera compra con su marca, pero el verdadero desafío es convertir a ese nuevo cliente en un cliente leal y recurrente. En este libro electrónico, encontrarás consejos para crear programas altamente efectivos de fidelización de clientes. ¡Descárgalo ya!

Leer más +

Mira nuestra plataforma
EN ACCIÓN

Solicita tu demo