Hoy en día, a los expertos en marketing les resulta más difícil que nunca proporcionar las experiencias de cliente de primera calidad a las que la gente estaba acostumbrada. Los resultados de una encuesta mundial realizada a 7000 consumidores por Selligent Marketing Cloud no hacen sino confirmar la creciente discrepancia: la gente espera más de las empresas pero se muestra reticente a dar acceso a la información personal que podría mejorar sus experiencias de marca.

Más de un tercio de los encuestados afirma esperar que las marcas “se anticipen a sus necesidades antes de que estas surjan”. Un notable 70 por ciento estuvo de acuerdo en que es importante que las marcas comprendan la situación particular de cada consumidor en los puntos de contacto en lugar de limitarse a utilizar cada comunicación para tratar de venderles algo. Sin embargo, a más de las tres cuartas partes de los encuestados les preocupaba la capacidad de la marca para observar su comportamiento, incluso al interactuar directamente con ellos a través de la aplicación o el sitio web de la marca en cuestión.

En lo que respecta a la fidelización con la marca, los consumidores quieren que se les trate de manera individualizada, sobre la base de unas preferencias personalizadas que las marcas anticipen y satisfagan. Esto lo incluye todo, desde el tipo de contenido de las comunicaciones, hasta su canal de preferencia, sus intereses personales o sus patrones de compra. No obstante, una vez más, desconfían a la hora de compartir justamente la información que facilitaría esta comunicación más personalizada.

¿Qué puede hacer el experto en marketing?

La respuesta es simple: tiene que utilizar su creatividad para identificar y recoger los puntos de datos importantes que una campaña necesita en aras de una implicación personal y rotunda.

El estudio de Selligent Marketing Cloud revela que los consumidores sí están dispuestos a compartir más datos si confían en una marca o si ven que esto puede aportar un beneficio claro. Con esto en mente, los expertos en marketing deben ser más claros con los consumidores en cuanto al “qué gano yo con ello” y mostrarse transparentes sobre los motivos por los que de entrada se les está solicitando información personal.

Aquí tenemos otros consejos a tener en cuenta:

  1. No recoja datos por el simple placer de hacerlo. Lleve a cabo una auditoría de sus datos de marketing para determinar cuáles tienen valor real y cuáles entran en la categoría de “datos por simple placer”. A los ojos de los consumidores, los expertos en marketing que reducen al mínimo sus solicitudes de información son preferibles a aquellos que optan por recabar todos los datos de marketing posibles sin que haya una necesidad justificada.
  2. Elabore sus estrategias pensando en los consumidores. Los expertos en marketing tienen que entender que los consumidores evolucionan. Prepárese para actuar con astucia y adaptar sus estrategias de marketing a los continuos cambios de las condiciones, las expectativas y las preferencias del mercado. Adopte una mentalidad que priorice al consumidor y aproveche verdaderamente los datos de que dispone para personalizar y cambiar estrategias según convenga.
  3. Céntrese en el valor. Trabaje partiendo del/de los objetivo(s) final(es) de su equipo de marketing a fin de determinar qué puntos de datos son los que más importan para su marca. Por ejemplo, ¿recabar información sobre ubicación, edad o renta familiar tiene una repercusión cuantificable para sus campañas? Cada campaña tendrá sus propios puntos de datos pertinentes; si un elemento no supone un valor añadido, no lo pida.

Recuerde siempre que como gran experto en marketing, su objetivo es crear una experiencia única para el cliente que consiga reforzar su confianza. A largo plazo, esta interacción no hará sino conferir un mayor valor a la relación para ambas partes.

Mira nuestra plataforma
EN ACCIÓN

Solicita tu demo