Gracias al email

 
 

En estas fechas reflexiono sobre las cosas por las que estoy agradecida en mi vida. Después de mi familia y mis amigos, estoy agradecida por mi satisfactoria carrera en email marketing. Habiendo trabajado tanto en el lado del cliente, como en el de consultoría en varias empresas, y como profesora adjunta de marketing digital, he visto todas las posibilidades que tiene nuestro querido canal. Incluso, con todas esas experiencias, trabajar el email marketing nunca se pasa de moda.

Después de años trabajando en este espacio, os muestro sobre lo que estoy más agradecida en cuanto al email se refiere:

1. Aún resulta en tasas altas de ROI

El email ha sido durante mucho tiempo el rey de la conducción de un retorno de la inversión pronunciada. Un informe publicado este año afirma que el email marketing devuelve $38 de cada $1 invertido; un ROI excepcional. Y otro informe afirma que el email marketing impulsa el 7% de todas las transacciones e-commerce. La búsqueda, está en el primer lugar de la lista en e-commerce, pero requiere mucha más inversión que el email. Por eso, el email es aún el rey del ROI.

2. La única app online universal

El email solía estar relegado a una experiencia puntual, para la que las personas tenían que tener tiempo de encender el ordenador y mirar su correo. El email, ahora, cuenta con la portabilidad desde una app que se puede descargar en cualquier dispositivo que tenga Internet. Como resultado, la media de veces que cada persona revisa su correo es de 12-15 veces al día es, y esto hace que el email sea más relevante y accesible que nunca.

3. Impulsado por datos y cuantificable

Afortunadamente, los tiempos de envíos masivos se han (casi) terminado. Muchas empresas aprovechan los datos exhaustivos de los clientes para determinar quién recibirá tal cosa y cuando. El email no sólo impulsa el marketing 1to1 en muchas compañías, si no que deja también un rastro rico en datos con cada clic. Estas interacciones se pueden capturar y utilizar para impulsar la lógica de las futuras campañas. Hay muy pocos canales que comprenden, y aprovechan, tanto los datos propios como los del email. Es asombroso cuando los clientes crean efectos positivos en cadena en su programa de email después de haber utilizado los datos bien.

4. Clave digital

Las direcciones de email se han convertido en los identificadores online de los consumidores. Piensa en la última vez que creaste un login, hiciste una compra o reclamaste una oferta sin tener que dar tu email. Simplemente no es posible. Las compañías utilizarán las direcciones de email como el identificador principal de los clientes. Dela Quist de Alchemy Worx afirma que “la gente que no tiene una dirección de email son los sintecho online”. Y no podría estar más de acuerdo.

5. Los consumidores lo aceptan

El año pasado, Forrester Research publicó un informe que destacaba que las actitudes de los consumidores frente al email han mejorado. Esto son buenas noticias para los markerters que se centran en ofrecer las mejores experiencias posibles a través del email. Mientras que, nosotras/os como sociedad, nos quejamos de la cantidad de emails que recibimos, tampoco nos hartamos a la vez.

 

En conclusión…

Este post está dedicado a todos aquellos marketers que trabajan sumamente duro a lo largo del año. ¡Qué seáis los héroes esta temporada, en cuanto a impulsar los ingresos se refiere, y disfrutar de todos los éxitos que bien merecéis!