4 maneras mejoradas para vencer a los ad blockers de Facebook sin trucos de programación

 
 

Hace poco, Facebook lanzó un código para bloquear Adblock Plus, una extensión del navegador que permite a los usuarios bloquear el tracking, los banners, las ventanas emergentes y la publicidad de vídeo. El cambio realizado en el código dificulta que los ad blockers separen la publicidad del contenido orgánico, lo que significa que las personas verán los anuncios de Facebook incluso si están utilizando un software de este tipo.

Adblock Plus respondió rápidamente en un artículo de blog afirmando que “pisotear la libre voluntad de los usuarios no es sostenible - incluso siendo Facebook”.

Este problema suscitó un debate sobre dicho software: ¿es una manera para que los usuarios mantengan su privacidad y se protejan del malware? ¿O es una forma de “robar” datos, quitándole a las editoriales su remuneración?

En 2015, ad blocking obtuvo un estimado de casi 22.000 millones de dólares en beneficios, y esta cifra va en aumento. Cuando Facebook anunció su “block on Adblock”, la comunidad de open source rápidamente encontró la solución. Por lo que Facebook volvió a lanzar otra actualización que anulaba la solución de open source. Está claro que se trata de una batalla interminable.

Los adblockers no benefician ni a los editores, ni a los consumidores, quienes quieren tener acceso a contenido de calidad, contenido que cuesta bastante dinero producir. Es posible que el New York Times sobreviva, pero una web local de noticias sobre política, o un blog de recetas de empanadas, lo más probable es que no. Incluso cuando las personas quieran pagar una cuota de suscripción, será sólo para acceder al contenido premium de los grandes del mercado, haciendo desaparecer las editoriales independientes. Debería de existir una manera diferente de enfrentarse al adblocking, y explorar las razones por las que los consumidores instalan un ad blocker es un buen punto de partida.

 

Disable ad blocker

¿Por qué la gente bloquea la publicidad?

En un estudio reciente, cuando les preguntamos a los usuarios de AdBlock las razones por las que instalaron el software, indicaron las siguientes:

“La publicidad es molesta e invasiva” – 64%

“La publicidad interrumpe” – 54%

“Por razones de seguridad” – 39%

“Porque afecta el uso del ancho de banda y el tiempo de descarga” – 36%

La gente no odia la publicidad, lo que no soportan son los anuncios irrelevantes, a destiempo, largos o que amenacen su seguridad. ¿Existe alguna forma más cooperativa, que no sea “todo o nada”, para ayudar a las editoriales (y a los marketers) a mejorar la experiencia de usuario sin sacrificar los beneficios?

 

Times Square

Hazlo de manera contextual y consensuada

Cualquiera que sea la razón por la que las personas instalan las extensiones de ad blocker en su navegador, esta batalla contra la publicidad es inviable. El software de ad blocking es una chapuza temporal, sin embargo, una solución que realmente funcione requerirá un esfuerzo real y consistente por parte de las editoriales y de los marketers. A continuación, te mostramos como luchar contra los ad blockers sin trucos de programación:

1. Editoriales: comparte una política de privacidad transparente, con un lenguaje fácil de comprender, claro y conciso.

Para entender lo que las marcas hacen con los datos personales de los clientes no debería hacer falta tener una carrera de derecho. Y la política de privacidad de una aplicación móvil debería ser aún más corta.

Compara las dos opciones siguientes:

Opción A

Podemos modificar estos términos y los términos adicionales que se apliquen al Servicio. Si hay un conflicto entre estos términos y los términos adicionales, los términos adicionales serán modificados.

Opción B

¿Cambiará nuestra política de privacidad?

Sí, nuestra Política de Privacidad cambiará ocasionalmente. Sin embargo, cada versión de nuestra Política será consistente con nuestra misión y nuestro compromiso con la seguridad y la privacidad de su información personal.

Está claro que la opción B suena más humana e impulsará más inscripciones. Cuanto más suenen los términos y condiciones como el poema épico anglosajón de Beovulfo, más similar a la "tasa de estudiantes suspensos" que tienen que leer clásicos del siglo XI será el nivel de consentimiento para recibir publicidad.

Si necesitas más información sobre cómo crear una política de privacidad más accesible, haz clic en “Making Privacy a Brand Asset”, una guía de marketing nueva que patrocinamos junto con Opt-4, una consultora de marketing para la protección de datos.

2. Marketers: tu público objetivo debe de ser muy específico y debes usar anuncios dinámicos para personalizar sus experiencias

A veces, menos, es más, y esto es aplicable al targeting de la audiencia de Facebook. Las puntuaciones bajas en el ámbito de la publicidad, una consecuencia lógica del targeting genérico, afectarán al ROI de las campañas y serán perjudiciales para la marca a largo plazo. La puntuación sobre la publicidad relevante se calcula en base al feedback positivo y negativo de los usuarios; una buena puntuación disminuye el coste del alcance. Teniendo en cuenta los 1.710 millones de usuarios en Facebook, es imperativo ser muy relevante con el público objetivo.

Compara las dos audiencias siguientes para un anuncio sobre un producto local de belleza, nuevo y orgánico, de una marca de Barcelona, Cataluña:

Opción A

Mujeres, de 25 a 45 años de edad, ubicadas en un radio de 50 km de Barcelona.

Opción B

Mujeres, de 25 a 45 años de edad, ubicadas en un radio de 50 km de Barcelona, denominadas como “mamá natural”, “mamá activa”, fans de las páginas de cosméticos como “Sephora”, que se identifican como liberales o muy liberales.

3. Marketers: incluye vídeos publicitarios para móvil cuando estén conectados al Wi-Fi. Editoriales: desactiva la reproducción automática

Los vídeos publicitarios en Facebook devuelven un ROI muy alto, pero son muy caros. Todo el dinero dedicado a este tipo de publicidad será desperdiciado si los vídeos se reproducen en móviles que tengan una mala conexión a internet o si la red está saturada (p. ej. conciertos).

Si seleccionas el tráfico Wi-Fi en tu campaña de móvil con contenido interactivo, los marketers podrán garantizar que los usuarios tengan el ancho de banda y el tiempo para descargarse el contenido.

4. Editoriales: educa a tus consumidores sobre la relación entre los beneficios de la publicidad y la calidad del contenido

La mayor parte de la gente cree que los anuncios interrumpen y no ofrecen nada de valor. Algunas editoriales como Forbes luchan bloqueándole el acceso al contenido a los usuarios que usan software de ad blocking. Otras empresas como Smashing Magazine se llevan a los usuarios al epicentro de su proceso editorial y les explican los costes que conlleva la producción de contenido.

Educar a los consumidores sobre el funcionamiento del sector editorial y siendo transparente con ellos sobre a dónde va el dinero invertido en publicidad puede ser un incentivo para que los usuarios no te pongan en la lista negra y para fomentar una cultura donde la gente comprenda la conexión explícita entre la publicidad y el contenido gratis, y que considere el ad blocking como una forma digital de piratería.

 

Intentar ser más listo que la tecnología para machacar el software de ad blocking quizás funcione; hasta que alguien encuentre otro truco. Para sobrevivir y prosperar a largo plazo, las editoriales, junto con los marketers, deberían considerar estrategias alternativas para enfocarse en crear experiencias publicitarias mejores e impulsar las relaciones entre los clientes y las marcas basadas en la transparencia y la consistencia.